El Gobierno y el sector pecuario pequeño y mediano del país acordaron este jueves, en una reunión en Cochabamba, el incremento del cupo de maíz que Emapa entrega a cada productor avícola de 30 a 58 toneladas, y a cada porcinocultor, de 30 a 45 toneladas, que serán cubiertas con la producción nacional del grano que estiman alcanzará hasta junio. 

También te puede interesar: Avícolas ven competencia desleal en la creación de la Empresa Nacional Agropecuaria

Los avicultores, sin embargo, indicaron que el maíz cosechado en Bolivia abastecerá solo hasta el fin de la campaña de verano, es decir hasta junio, y luego se deberá volver a buscar soluciones.

“Estamos tomando en cuenta la sugerencia y la amplitud del viceministro para seguir abasteciendo y acopiando del maíz. El volumen acordado solo alcanzará hasta que acabe la campaña de verano”, dijo Winston Ortiz, presidente de Federación de Productores Avícolas de Bolivia.

El viceministro de Producción Industrial, Joshua Siles, no descartó que se opte por la importación del insumo. Sin embargo, hizo énfasis en que priorizarán la producción nacional antes de comprar maíz a otro país.

Los productores lecheros, presentes en el encuentro en Cochabamba, habían advertido que, si el Gobierno no satisfacía la demanda de maíz, en 15 días la quiebra de sus negocios era inminente. El incremento del cupo del insumo para este sector recién será definido este viernes en una reunión técnica.

Comentarios