Adrián Castedo, presidente del Bloque Ganadero Chiquitano, considera que la medida adoptada por el Gobierno de cortar las exportaciones del producto es apresurada ya que aún no se han agotado las instancias de diálogo, o de acuerdos municipales y departamentales.

Tenemos excedentes por más de 40 mil toneladas y resulta que están fijando una exportación en 16 mil toneladas que, de acuerdo a las proyecciones, se cumplirían en el mes de junio; nos preguntamos, qué va a pasar en los siguientes seis meses con toda la infraestructura de las empresas que han hecho inversiones, y los ganaderos también, para cumplir con los compromisos de exportación”, declaró Castedo a Unitel.

Asimismo, informó que en Santa Cruz hay 31 mil productores pecuarios, y que el hato cruceño es de 3.9 millones de cabezas de ganado y no habido una variación, es decir, la provisión de carne está garantizada para el país.

"Nunca hemos dejado desabastecido el mercado, ni en las épocas más crudas, ni en las inundaciones, siempre se ha mantenido el abastecimiento de carne", enfatizó.



Para este sector la protesta de los comercializadores es "injustificada" ya que todos los años el precio tiende a subir en temporada de lluvia debido a que no hay caminos para sacar a los animales; y en temporada de sequía baja, debido a que hay una sobreoferta de reses.

“Si analizamos en los últimos 10 años, el valor de la carne ha mantenido su mismo nivel, en 2014 sufrió un incremento porque fue un año seco, hubo bastantes incendios”, dijo el presidente del sector.

Comentarios