La madrugada de este sábados, pobladores del municipio de Cuatro Cañadas levantaron el bloqueo que tenían instalado en la carretera que une Santa Cruz con el departamento del Beni, tras cinco días. Esta medida de presión dejó importantes pérdidas al transporte pesado. 

La medida de presión se había instalado exigiendo a la Gobernación cruceña regalías, ítems para el sector salud, y demás demandas, por lo que tras un diálogo de más de ocho horas, lograron firmar un documento que atiende "todas las demandas" que planteadas por el alcalde Hugo Gutiérrez y otros pobladores.

Pero, el cierre de esta importante vía llegó a afectar de gran manera al sector del transporte pesado, donde aseguran que las pérdidas económicas son muy altas.


Marcelo Cruz, presidente de la Asociación de Transporte Pesado Internacional, indicó que estos cinco días de movilización en la zona, provocó una importante pérdida económica, lo que sin duda genera una gran afectación para el país.

“Aproximadamente hemos perdido Bs 500 mil por día, de todas las unidades que no han estado trabajando, el perjuicio de la rotación, los productos que venían del campo a los silos, a la industria”, afirmó Cruz.

Para el representante del sector, no existen garantías de circulación en Santa Cruz, ni de trabajo, debido a que sus pérdidas no son repuestas.

Lee también: Preocupa el alza en el precio de la harina de trigo, Emapa no responde sobre el tema

Por su parte, el ministro de Obras Públicas, Edgar Montaño, aseguró que las pérdidas económicas también se registraron en la terminal Bimodal en Santa Cruz y en la empresa estatal, Vías Bolivia debido a la suspensión de los viajes por esta ruta.

Sin embargo, Montaño justificó la no intervención de la Policía en esta medida de presión instalada por organizaciones sociales de este municipio cruceño, argumentando que con la vía del diálogo se pudo haber dado fin a este conflicto.

“Cuando hay una apertura de mesas de diálogo se llegan acuerdos, y no es necesaria la fuerza pública”, indicó Montaño.

Comentarios