Desde el Ministerio de Economía informaron que aquellos recursos que no sean cobrados por los beneficiarios regresarán al TGN. Descartaron que se estén usando recursos de los fondos de pensiones.

“Los saldos que no sean transferidos a los beneficiarios, porque no han querido cobrar o por algún otro problema, se al TGN. Esos recursos no son de la Gestora”, informó el ministro de Economía, Marcelo Montenegro. 

El Bono Contra el Hambre tiene una vigencia de 90 días. Su pago se inició el 1 de diciembre y concluirá el 1 de marzo. Quienes cumplen con los requisitos como beneficiarios, ya no podrán cobrar después de esta fecha pues los recursos regresarán al TGN. 

Montenegro agregó que hasta el 22 de diciembre, 1.253.248 personas ya cobraron el Bono Contra el Hambre, esto equivale al 25% de los beneficiarios. 

Por otra parte, la autoridad desvirtuó versiones en sentido de que este bono sea pagado con recursos de los fondos de pensiones. Señaló que el Estado que contrajo un crédito con organismos internacionales y estos recursos fueron transferidos a la Gestora para que, a través del sistema financiero nacional, haga posible que los beneficiarios reciban estos recursos.