La Cámara de Transporte Internacional en Cochabamba se declaró en emergencia debido a la falta de diésel por la que se atraviesa en este departamento y en La Paz desde hace algunos días atrás.

Cientos de camiones se encuentran varados en los alrededores de diferentes estaciones de servicio en La Paz y Cochabamba a la espera de poder cargar este combustible.


“La Cámara de Transporte siempre está en emergencia lamentablemente, desde que ha empezado enero seguimos viviendo varios bloqueos, sin embargo, ahora está más contundente la cosa, porque la falta de diésel nos está afectando en gran magnitud a todo el transporte nacional e internacional”, indicó Héctor Mercado, representante del Transporte Pesado Internacional en Cochabamba.

El sector afirma que pese a la insistencia de los transportistas, hasta el momento no han obtenido ninguna respuesta por parte del Gobierno ante el problema.

“Hasta el momento no tenemos respuesta alguna de las autoridades, el presidente de la ANH en Cochabamba indica que existe algunos bloqueos en Chile y Perú, lo que es totalmente falso, nosotros somos los transportistas, somos los que viajábamos a diario fuera del país y es falso, no hay ningún bloqueo señores, están trabajando con toda normalidad”, aseguró Mercado.

El transporte exige que se aclare cuál es la razón por la que existe la escases de este carburante en parte del país, ya que este problema les está causando grandes pérdidas económicas.

“Cientos, miles de unidades, en kilómetros hay colas inmensas, las pérdidas son cuantiosas, son billonarias se podría decir, porque el Transporte Pesado Internacional lleva la exportación y trae la importación”, manifestó.

Asimismo, lamentó que en gran parte de los surtidores se esté abasteciendo de este combustible de manera irregular.

“Se está dando a cada surtidor el 30 o 40% de su capacidad, hay surtidores que tienen un cupo de 40 mil litros, se está dando de 10 mil a 15 mil, para conocimiento, cada camión hecha de 500 a 700 litros, haciendo un cálculo, ¿a cuantas unidades alcanza eso?, quiere decir que si hay un abastecimiento normal, igual estas colas van a seguir”, agregó Mercado.

Hasta el momento, las filas en las estaciones de servicio se continúan registrando en La Paz y Cochabamba, donde los choferes duermen dentro de sus cabinas a la espera de poder cargar de diésel sus motorizados.


Comentarios