Tras conocerse la decisión del Ministerio de Desarrollo Rural y Productivo de frenar las exportaciones de carne de Bolivia, atendiendo el pedido de los comercializadores de carne, la Cámara Agropecuaria del Oriente (CAO) asegura esto provoca un efecto en cadena que va desde el desincentivo a los productores locales, disminución de empleos, hasta la desconfianza en Bolivia como un proveedor seguro en el mercado internacional.

En días pasados los carniceros habían anunciado que iban a dejar de comercializar carne durante cinco días, pues aseguraron que el precio de la carne se había incrementado.

El presidente de la Cámara Agropecuaria del Oriente, Oscar Mario Justiniano, explicó que hasta la fecha, la carne nunca ha estado por encima de los precios históricos en Bolivia. Además, agregó que la carne de cerdo y de pollo no se exportan por lo que es incorrecto acusar que el incremento esté ligado a las exportaciones.

Justiniano agregó que al frenar las exportaciones de carne se genera un desincentivo en los productores locales, frenando sus inversiones y la generación de empleos. Por otra parte, Bolivia deja de recibir divisas frescas de las exportaciones.

No es fácil generar una situación de confianza en los mercados internacionales, esto hace que ya no van a considerar a Bolivia como un país proveedor confiable”, manifestó Justiniano.

El representante de CAO agregó que desde el primer momento en que fue posesionado el nuevo ministro de Desarrollo Rural y Tierras, Remmy Rubén Gonzales Atila, se ha solicitado reuniones; sin embargo, no ha tenido respuesta.

Agregó que cuando se trata de la soberanía alimentaria, y de productos de la canasta familiar, todos los actores tienen que ser escuchados.

Este sector ha manifestado su predisposición de ponerle el hombro al país y se lo ha dicho a los gobernantes que existe la capacidad de salir de esta crisis lo antes posible, siempre y cuando tengamos el incentivo correcto”, señaló Justiniano.

Comercializadores de carne

Justiniano criticó a los comercializadores de carne de quienes dijo, quieren ganar en demasía. “Ni en época de pandemia faltó producción, peor ahora cuando estamos en un momento normal y el abastecimiento es garantizado”, dijo Justiniano.

El dirigente recriminó que los productores quieren cargar su margen de ganancia a la población y a los productores

Comentarios