Han pasado más de tres semanas desde que el Gobierno firmó un acuerdo con los carniceros en La Paz para que los comercializadores no incrementen el precio de este producto de la canasta familiar; sin embargo, el incremento continúa e incluso un dirigente advirtió que el precio podría subir un poco más.

Ya hemos visto la subida de precios al consumidor final, lamentablemente es así. Vamos a salir en marcha el 22 de noviembre, protestando por una posible mayor posible subida (adicional)”, manifestó Jesús Huchani, el dirigente de Confederación Nacional de Trabajadores en Carne de Bolivia (Contracabol).

También te puede interesar: Ganaderos dicen que no hay razón para que los comercializadores suban el precio de la carne

El pasado 26 de octubre el Gobierno había firmado un compromiso con los carniceros, quienes entre sus demandas pedían que Emapa deje de vender el producto de la canasta familia de forma directa a la población. A pesar de que so licitud fue atendida; sin embargo, el costo de la proteína sigue elevado en los mercados de todo el país.

En un recorrido por los mercados en Santa Cruz se pudo apreciar que la punta de S, la colgadura y el lomito, cortes de primera, estaban siendo comercializados hasta en 38 bolivianos, mientras que los cortes de segunda se comercializaban a 28 bolivianos.

Está muy caro, ya no comemos porque hay poca plata”, reclamaba una mujer que había acudido al mercado.

Otra persona señaló que los precios “estaban por las nubes” pero los sueldos no se incrementan.

Si tenemos que comer huevo o hueso no importa, pero no vamos a comprar carne”, dijo otra ama de casa.

Al respecto, la Federación de Ganaderos de Santa  Cruz reiteraron que no existen motivos para el incremento pues el precio del kilo gancho está en precios normales.

Esta tarde debía llevarse adelante una reunión entre los carniceros y el Gobierno; sin embargo, la misma no pudo llevarse a cabo.

Desde el 26 de octubre hasta este viernes han pasado 24 días; sin embargo, el incremento continúa y ninguna autoridad del Gobierno central, ni de los gobiernos subnacionales controla los precios.

Comentarios