El sector carpintero de El Alto pide al Gobierno que pueda analizar una reactivación económica antes que pensar en el incremento salarial. Aseguran que para este 1 de mayo, día del trabajador, no tendrán motivos para celebrar.

Héctor nos recibió en su carpintería, contó que antes de la pandemia tenía trabajadores a su cargo y varios pedidos por entregar. Por la pandemia del coronavirus y la cuarentena rígida tuvo que quedarse él y su esposa trabajando.

“No tenemos venta, la madera subió y los créditos no nos dan fácilmente. Hemos reducido a una unidad familiar, con mi esposa y mis hijos”, dijo Héctor a tiempo de indicar que no celebrarán nada este 1 de mayo, día del trabajo.

Así como éste carpintero, otros se han sumado al pedido y demandan al Gobierno central una reactivación económica, para volver a levantar sus unidades de negocio.

Comentarios