Varios litros de cerveza, vino y fernet fueron destruidos la tarde de este viernes en Tarija, como parte de las acciones que lleva adelante la Aduana en este departamento para frenar el contrabando. 

Son 60 toneladas de bebidas alcohólicas. Se está comenzando la destrucción tomando en cuenta que no pueden mantenerse guardadas por mucho tiempo en almacenes”, manifestó Guillermo Kuguimiya Jáuregui, gerente de la Aduana en Tarija. 

El funcionario explicó que tal cantidad de bebidas fue encontrada en operativos realizados en vehículos de transporte público y privado durante poco más de un mes.

Esto está valuado en cerca de medio millón de bolivianos. Por ello queremos que la gente tome conciencia para que la gente no arriesgue su patrimonio”, agregó el funcionario de la Aduana. 

Durante los operativos también fueron incautados alimentos; sin embargo, de acuerdo a procedimiento estos son entregados al Ministerio de la Presidencia que dona estos productos. 

Kuguimiya explicó que la Aduana en Tarija sostenido reuniones con operadores del transporte para informarles que acciones pueden vulnerar normas aduaneras.

Comentarios