El transporte pesado internacional expresó su preocupación por que sus unidades se han quedado paradas durante varios días en la frontera con Chile, donde se les pide una prueba PCR negativa a coronavirus.

Los camioneros explican que el servicio es lento y no alcanza para todos, por lo que tienen que esperar entre tres y cuatro días para poder sortear este punto y así continuar con su recorrido.


“Necesitamos que nos habiliten unas dos horas más en este punto fronterizo, estamos temprano en la fila. Vamos por el cuarto día ya, esperamos pasar ahora. Seguimos en las mismas condiciones, sufriendo por todo”, explicó uno de los afectados.



Sobre el tema, también pidieron a las autoridades bolivianas interceder, a través de una reunión, para llegar a un acuerdo en el que implique facilitar el acceso, dar mayor atención con las brigadas médicas para que transportistas tengan sus pruebas negativas y pasar sin problemas el punto fronterizo. 


Comentarios