A partir de este jueves 28 de enero regirán nuevas restricciones en la ciudad de La Paz, como parte de un plan en el que piden reducir la concentración de personas y evitar los contagios masivos de coronavirus. Una de las medidas es que el transporte público circule por el número de placas (par – impar) y reduzca la capacidad con la que circula.

Ismael Fernández, de la Confederación Nacional de Choferes, manifestó que reciben la noticia con una “preocupación enorme” porque recién están volviendo a trabajar y que nuevamente se verán afectados en el tema económico.


Fernández recordó que la pasada semana venían con movilizaciones por el tema del diferimiento de créditos y que en las próximas horas se reunirán en un ampliado para tomar y sugerir nuevas decisiones. Adelantó que se debe cuidar la salud pero también el bolsillo de los paceños y que se debería reducir la cantidad de pasajeros pero no restringirles el trabajo.

“Todo debe ir consensuado, debemos cuidar la salud. Cuidemos el bolsillo de los bolivianos y de los paceños”, comentó al momento de pedir que se discutan los temas con el COEM.

Comentarios