Los carniceros en La Paz determinaron el pasado lunes no subir el precio del kilo de carne al consumidor, por lo que los comerciantes de los diferentes mercados de la ciudad continuaban vendiendo al mismo costo este producto.

El sector afirmó que el kilo gancho que a ellos les vendían había subido cerca de Bs 2, sin embargo, decidieron asumir este monto para que no se afecte a su clientela.

Este martes, en Cochabamba durante el ampliado nacional, el sector llegó a un acuerdo con el Gobierno y se determinó que subiría el precio del producto y que Emapa ya no vendería carne a la población, entre otros puntos.

En los mercados de La Paz, la clientela que llegó en busca de carne de res, temía que el precio haya subido, sin embargo, sus caseras continuaban sin incrementar este producto, lo cual causó satisfacción y tranquilidad entre las amas de casa.

“Me parece excelente, porque cambiar de precio es difícil, porque después uno vende a un precio, otro a otro precio, y nosotros no sabemos dónde comprar”, manifestó una mujer.

“Está muy bien, que nos colaboren también, porque la economía no está muy buena, yo les agradezco mucho a estas caseritas”, indicó una ama de casa.

El compromiso que llegó el sector de carniceros garantiza el abastecimiento del producto a todo el país y sin ningún incremento.

Comentarios