Sentados en la avenida Camacho, frente a las oficinas de la Corporación Minera de Bolivia (Comibol), los mineros de Amayapampa esperan la decisión de esta entidad, que se dispone a analizar el plan para dar impulso a la explotación de una de las reservas de oro más importantes del país.

Los trabajadores del subsuelo están hace una semana protestando en el centro de La Paz para exigir la reactivación del proyecto minero que está paralizado hace cinco años. Urgen la inyección de unos $us 300 millones.

Queremos una inyección (de recursos económicos) para reactivar la minería”, anunció el secretario de actas del Sindicato de Trabajadores de Amayapampa, Mauricio Gutiérrez.

Ante ese constante reclamo, este martes, David Ramos, miembro del directorio de Comibol, reveló que la tarde de este martes el directorio conocerá el plan de explotación y deslizó la concesión del proyecto a una firma cuyo nombre aún no se conoce

"Se va a verificar la propuesta de la empresa que seguramente se adjudicará Amayapampa arribe oficialmente al directorio y esta instancia hará la verificación de los requisitos, la verificación de la participación del Estado y de todas las bondades que tiene. Esperemos que en el transcurso de la tarde arribe al directorio (la propuesta)", afirmó.

Según Ramos, con la aprobación de este documento el conflicto tendrá "solución definitiva".

La propuesta técnica y económica de la firma interesada son aspectos que analizará el directorio para asumir una postura.

De acuerdo con información del Ministro de Minería, Amayapampa o "rincón de las almas" es la reserva de oro más grande del norte de Potosí y está ubicada en el municipio Chayanta de ese departamento.

Se calcula que el yacimiento tiene un valor de 1.600 millones de dólares sin tomar en cuenta nuevas prospeccione

Comentarios