En un día con bastante sol se dio por inaugurada la feria de la Alasita en La Paz. El Ekeko llegó con un retraso de dos meses por el rebrote de la pandemia del coronavirus. En este nuevo año, los paceños pidieron paz y prosperidad.

La feria se instaló en el Parque Urbano Central y hasta el lugar llegaron varias personas a las que se les pidió portar barbijo y pasar por la cámara de desinfección.

Las autoridades y los feriantes acordaron que la exposición de las miniaturas estará durante tres semanas pero será levantada en caso de que exista un rebrote de la pandemia del coronavirus que afecte a la población.

El alcalde de La Paz, Luis Revilla, asistió al acto de inicio y también hizo su petición. “Pedimos al Ekeko que traiga prosperidad, salud y paz para los paceños en este año tan difícil”, señaló.

Tras un recorrido por el lugar pudimos encontrar diferentes trabajos de la artesanía y también certificados negativos de Covid-19.

Comentarios