La Junta Nacional Agropecuaria de la Confederación Agropecuaria Nacional (Confeagro) renovó su directiva. La nueva gestión tendrá una vigencia de dos años y se anunció que en los próximos días se analizarán temas urgente de la agenda nacional.

La presidencia permanece en la Cámara Agropecuaria del Oriente (CAO), la Cámara Agropecuaria de Cochabamba ocupa una vicepresidencia, al igual que la Confederación de Ganaderos de Bolivia (Congabol). La Asociación Nacional de Productores de Camélidos (Anapca) ocupa la tesorería y las vocalías serán dirigidas por la Cámara Agropecuaria del Beni, la Asociación Nacional de Avicultores y la Unión de Empresas Bananeras Exportadoras del Trópico (Uniban).

“Todo lo que tenga que ver con producción y representación, a nivel local y nacional, está representado en Confeagro. Las decisiones que se toman dentro de esta institución se ven reflejadas en intenciones o planteamientos de políticas públicas las cuales tienen que hacerse y tomarse en cuenta para que sigamos produciendo por Bolivia”, declaró Óscar Mario Justiniano, presidente de Confeagro.


Justiniano agregó que la asamblea y la directiva harán lineamientos para elevarlos al gobierno nacional y que se abordarán temas sobre “política de desarrollo, política de financiamiento, política de inversión, y políticas de respeto a las unidades productivas y tenencia de tierras”, añadió.

El vicepresidente de Confeagro, Dietter Villca, explicó que uno de los temas que preocupa es el contrabando, ya que la producción garantiza el abastecimiento del mercado nacional y con los productos que ingresan de contrabando terminan siendo afectados.

La exportación será otro de los temas importantes a tocar en la reunión de directiva. Esperan tener una reactivación real, puesto que se vieron afectados por la pandemia del coronavirus. 

Comentarios