El sector avícola sufre una gran arremetida de parte del contrabando denunciando el ingreso ilegal país de "pollitos bebé y pollos terminado" que se comercializan en los mercados cruceños.

"Estos productos que ingresan de contrabando no cuentan con el registro sanitario del Senasag incumpliendo la normativa vigente", dijo Omar Castro, presidente de la Asociación de Avicultores de Santa Cruz (ADA).

Este producto ingresa mayormente desde Perú y Argentina, según ADA, que detalló una cantidad de 50 mil pollitos semanalmente lo que generara grandes pérdidas económicas, situación que ha generado el cierre del 15% de las granjas legalmente establecidas.

Castro remarcó que el precio del pollo es muy sensible a variaciones que pueda sufrir cualquiera de los eslabones de la cadena avícola y que a este ritmo se tendrá el "cierre de cientos de unidades productivas y las primeras en llegar a esta situación serán las más pequeñas".

Puedes leer: Tres cosas que se pueden hacer con los $us 400 millones que Bolivia pierde por el contrabando

"Exigimos a las autoridades que la lucha contra este delito sea frontal con operativos reales y sanciones ejemplares para evitar que esta práctica ilegal siga causando daños al sector", apuntó.

Otra de las exigencias que plantea el sector es que el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasag) "actúe decomisando a los pollitos bebés de contrabando alojados en la granja, así como el pollo terminado que se encuentra en los mercados".

Comentarios