La Cámara Agropecuaria del Oriente (CAO) denuncia que en el último tiempo se ha dado un incremento en el ingreso de productos de contrabando al país. Identificó los puntos fronterizos que son más utilizados para cometer este fin ilícito.

La mayor parte de la mercancía ilegal proviene desde Brasil y Argentina y comprende lácteos, carne y azúcar; últimamente también se ha sumado Perú de donde llegan hortalizas, papa y otros tubérculos.

Edilberto Osinaga, presidente de la CAO, apunta a la crisis que se tiene en estos países -que ha sido incrementada por la pandemia- como la causante para que el excedente de su producción sea ingresada de manera ilegal por lo que pidió a las autoridades a realizar acciones concretas para frenar esta situación y así cuidar la producción y el mercado nacional.

Los accesos más utilizados por los contrabandistas son los que conectan Argentina con Bolivia a través de los puntos fronterizos en Tarija y Potosí; con Perú, es en Desaguadero.

"Si va a ingresar (productos) que se haga de manera legal porque hay impuestos, registros, medidas sanitarias que se tiene que cumplir para asegurar la salud de la población, hay riesgo de que entre malezas y plagas que después afecten a la producción", resaltó.