La devaluación de la moneda argentina ha generado un escenario delicado en el vecino país y se teme en Bolivia las consecuencias que podría tener esta crisis en la economía nacional. Los empresarios han pedido que el Gobierno asuma acciones inmediatas para evitar un efecto negativo.

Uno de los principales temores de los productores nacionales tiene que ver con el contrabando, fomentado por la devaluación y provocando que el mercado se inunde con productos que ingresaron ilegalmente en desmedro de la economía boliviana.

Mario Paredes, presidente de la Cámara Nacional de Comercio (CNC), explica que el contrabando puede afectar desde la artesanía hasta la producción de alimentos y todo en el marco de una lenta reactivación de la economía que puede verse perjudicada.

“Estas coyunturas que son ajenas al país obviamente son un peligro para los productores bolivianos. Con este tipo de cambios radicales en los precios lo que pasa es que van a empezar a llegar alimentos, bebidas, comodities y hasta repuestos de vehículos, entonces sabemos qué va a pasar y tenemos que hacer este control más estricto”, señaló Paredes a Unitel.

PUEDES LEER: Peso argentino sigue cayendo frente al dólar y la moneda boliviana se convierte en “refugio” en el norte

El Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE) teme una “avalancha” de productos argentinos que empiece a llegar a los mercados de todo el país sin control alguno. Gary Rodríguez, gerente de esta entidad, señala que esto a la larga puede impactar en la generación de empleo.

“Podemos esperar si esto se profundiza una avalancha de productos argentinos a precios irrisorios y es una situación ya de preocupación por el ingreso de alimentos, el ingreso de bebidas, manufactura desde la Argentina, que siendo un mercado en recesión tiene que buscar salida a su producción y obviamente la alternativa del contrabando desde Argentina es un buen producto, más que financiero, comercial para los argentinos”, señala Rodríguez.

Alberto Arze, gerente general de la Cámara de Industria y Comercio en Cochabamba, recuerda que el contrabando provoca pérdidas de cerca de 3.500 millones de dólares a la economía de Bolivia.

“Los mayores productos que llegan de contrabando desde Argentina son alimentos, bebidas, productos de limpieza, de cuidado personal y fármacos, que es lo que más nos debería preocupar porque en el caso de los remedios, los medicamentos, no solo se atenta contra la economía, también la salud”, asegura. 



Comentarios