El presidente de la Asociación Nacional de Industriales Vitivinícolas, Fernando Galarza, denunció que a consecuencia del contrabando y la internación de vinos de manera ilegal al país se está perjudicando considerablemente al sector productor de uvas quienes abastecen a las empresas productoras de vino en Bolivia.

“A consecuencia de los pasos fronterizos que compartimos con la república de Argentina los productos de contrabando ingresan indiscriminadamente sin ningún tipo de control y sanción, nosotros estamos alarmados y que va ocasionar pérdidas de empleo ya que nuestro sector genera más de cinco mil fuentes de trabajo de forma directa y más de tres mil familias se beneficia del cultivo de la uva”, dijo Galarza. 

Galarza asegura que el contrabando estaría copando el 40% del mercado nacional, "lo que significa que de cada 10 vinos que se comercializan, cuatro son de contrabando". 

TAMBIEN PUEDE LEER: Contrabandistas aprovechan debilidades de las fronteras para amasar su fortuna

“No encontramos políticas firmes, políticas nacionales que haga frente a este problema que nos está afectando de gran magnitud contra nuestro sector”, sostuvo. 

Galarza apunta a la búsqueda de mercados internacionales para la exportación de vino, y así evitar desempleos y pérdidas económicas.

 

Comentarios