El Viceministerio de Defensa al Consumidor recorre los diferentes mercados de Santa Cruz para realizar controles y verificar el precio de la venta de pan, ante la amenaza de los panificadores de incrementar el costo.

Durante un recorrido por el antiguo mercado La Ramada, personal de esta cartera de Estado, a la cabeza del viceministro de Comercio Interno, Grover Lacoa, verificó la venta de este producto en varios puestos.

La autoridad confirmó que el precio se mantiene en este centro de abasto, donde el pan de batalla (pan francés) llega a costar 50 centavos con un peso mayor a los 40 gramos.

“Podemos confirmar de palabras de la propia vendedora del puesto que el pan se está vendiendo a 0,50 centavos, que no ha sufrido ningún incremento y que está recibiendo la provisión de forma normal”, manifestó Lacoa.

Asimismo, indicó que se está verificando el gramaje de cada pan, el cual puede variar entre los 38 a 40 gramos.

Ante la falta de este producto durante las primeras horas de esta jornada en algunos mercados de la ciudad, la autoridad afirmó que se realizará un control para “tomar cartas en el asunto”.

Por su parte, Jean Carla Bojanic, responsable Viceministerio de Defensa al Consumidor, manifestó que los controles se extenderán a las panificadoras ya que “no existe argumento alguno para que exista un incremento en el pan”.

“Vamos a realizar los controles en las panificadores para identificar también, si ellos están trabajando con harina nacional, harina importada o que insumos son los que están utilizando”, indicó Bojonac a UNITEL.

Comentarios