El comercio exterior del país está afectado por una sequía que desde hace tres semanas ha dejado inoperable la hidrovía Paraguay – Paraná en el lado boliviano. Desde Puerto Jennefer explicaron que es un fenómeno que ocurre cada 50 años.

Cada año las aguas del canal Tamengo se reducen desde noviembre hasta enero; sin embargo, este 2021 la disminución en el nivel de agua se ha iniciado en septiembre.

“Desde hace tres semanas estamos parados porque el nivel de agua que está en torno a 1.5 metros no permite navegar, no es adecuado para trabajar de forma segura”, manifestó Bismark Rosales, gerente de Puerto Jennefer.  

De esta manera Bolivia ha dejado  de exportar varias toneladas de harina y aceite de soya, cemento, cueros, almendras, frejoles, entre otros productos.

Rosales explicó que en una sequía de tres meses se deja operar por un valor de más de 100 millones de dólares, por ello considera muy importante realizar el dragado del canal Tamengo, de manera que se pueda operar durante una mayor parte del año.

Estamos muy ansiosos de la vuelta del nivel de las aguas estamos, haciendo las inversiones necesarias para que toda esta oferta exportable tenga la logística de transporte”, manifestó Rosales.

Si bien la parte más afectada por la sequía en el canal Tamengo está en la zona que corresponde a Bolivia, también algunos puertos de Paraguay se han visto afectados; sin embargo, desde Asunción hasta Buenos Aires la hidrovía está operable porque existe un mayor calado.

Comentarios