La Policía encontró una fábrica clandestina de cemento en la ciudad de El Alto y logró aprehender a cinco personas que serán investigadas. Representantes de las marcas adulteradas presentaron demandas. 

“Personal de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc) llegó hasta la zona de Mercedario, interviniendo un terreno donde se encontró maquinas artesanales con las que se producía cemento cola”, manifestó Limberg Coca, de la Policía. 

En el lugar se pudo comprobar que el producto que producían era imitación y una vez realizadas las pruebas se evidenció que no reunía las condiciones químicas ni físicas que se requiere para construcción. 

Producto del operativo se logró detener a cinco personas y secuestrar las máquinas con las que se producía cemento. Se estima que tenían una capacidad de producción de 300 bolsas al día. 

“Estas personas están denunciadas por el delito de falsificación y aplicación indebida de marcas, con ampliación a fraude industrial y delito industrial”, indicó Coca. 

Representantes legales de la marca falsificada se han constituido como parte denunciante.