El presidente del Colegio de Economistas de Bolivia, Jorge Akamine, sostiene que es difícil cuantificar cuánto ha sido el daño que en términos económicos a causa del paro, pues no se ha parado en todo el país. Agrega que de continuar la crisis política afectará las posibles inversiones.

También te puede interesar: Adriana Salvatierra: "Hay tensiones que ciertos actores políticos se niegan a apaciguar"

“Es complicado o muy difícil poder cuantificarlo, en base al Producto Interno Bruto son 33 millones exactos pero eso es referencial porque la actividad económica no se ha paralizado totalmente, cuando esto suceda evidentemente vamos a tener un daño complejo a la economía del país”, sostuvo Akamine.

El economista sostiene que el paro ha afectado de forma específica a algunos sectores, que son precisamente los que plantearon la medida de presión.

El paro ha sido contundente en Santa Cruz y en algunas otras ciudades, sin embargo se ha visto de que también se ha continuado con la actividad económica de forma no natural, pero si digamos se ha dado de forma digital, quizás también las personas se han dado formas de poder continuar con sus actividades”, señaló Akamina.

Lo que preocupa al economista es que los conflictos políticos continúen pues esto afecta a la proyección de inversiones del país.

“Lo que esperamos es que se pueda de una vez sobrellevar, sobrepasar estas estas situaciones políticas que lo único que hacen es afectar al ambiente de la economía y esto se traduce en un retraso en que vuelva la inversión a niveles de expectativa como teníamos hasta el 2018”, concluyó el experto.

Comentarios