Para el economista Mauricio Landeau la Ley General del Trabajo es “tan pesada” que incluso el Gobierno busca deslindarse de ella y así lo demuestra la reciente decisión de crear una nueva entidad en reemplazo de Aasana en la que el personal no estará sometida a esta norma sino al Estatuto del Funcionario Público.

“La Ley General del Trabajo realmente es muy pesada en cuanto a beneficios y a desahucios en Bolivia. Es interesante ver que el Estado sí se quiere ir desligandose de esta Ley pero al sector privado no lo deja, más bien lo persigue para que lo cumpla”, señaló Landeau.

El Gobierno decidió por decreto supremo suprimir Aasana y crear Naabol. Para el experto esto provocará inconvenientes para la nueva entidad ya que existirán muchos funcionarios que no querrán perder los beneficios laborales de los que gozaban.


PUEDES LEER: Trabajadores de Aasana aseguran que no se irán a Naabol y piden anulación del decreto

En la misma línea, Juan Pablo Suárez, también economista, ve que hay improvisación en la decisión del Gobierno de eliminar Aasana y coincide con Landeau en que el Estado busca una situación distinta a la que obliga a las empresas privadas.

“El Estado es muy laxo (poco riguroso) con el trato a sus trabajadores, pero es inquisitivo con el trato a las empresas privadas”, señala Suárez.

El experto asegura que también hay un riesgo institucional ya que es posible que funcionarios con mucha experiencia no acepten las nuevas condiciones y decidan no pasar a Naabol. “Es muy probable que haya ineficiencia”, señaló. 




Comentarios