El contrabando es un delito que se cuela por las fronteras de Bolivia con Perú, Brasil y Argentina y tiene contra las cuerdas a la maltrecha economía nacional. Los productos extranjeros son vendidos a menor precio que los productos bolivianos porque no pagan impuestos ni generan empleo.

El delito provoca una pérdida gigante a la economía, según explica Hugo Rodríguez, experto de la Cámara de Industria y Comercio (Cainco) solo en 12 rubros las pérdidas que se provocan ascienden a $us 1.200 millones.

“En el ámbito de los alimentos es $us 400 millones el impacto en el contrabando”, explica.

Pérdidas para la economía

El contrabando no es un solo problema de los empresarios, este delito es un inconveniente que atraviesa toda la economía. “Está frenando la reactivación económica”, señala Rodríguez.

Por más que un productor boliviano trate de adaptarse a la competencia desleal, termina ahogado. “Los precios son de 20% a 60% más barato, imagínense competir en esas condiciones”, señala el experto.

De los 12 sectores más afectados los que más pérdidas sufren son alimentos, línea blanca y cervezas.

Mire un reporte especial:




Comentarios