El Fondo Monetario Internacional mejoró el martes su previsión de crecimiento económico para Latinoamérica y el Caribe este año, con leves rebajas en la proyección para Brasil y México, las dos principales economías de la región.

En el caso de Bolivia proyecta que el crecimiento será este año del 5%, según el documento difundido este martes por el organismo.

La economía boliviana será la sexta que más crecerá este año en Sudamérica . La lista es liderada por Chile (11%), Perú (10%), Colombia (7,6%), Argentina (7,5%),   tomando en cuenta que de Brasil (5,2)%, Bolivia (5%), Paraguay (4,5%), Uruguay (3,1%) y Ecuador (2,8%).

En pasados días, el Banco Mundial (BM) subió la previsión de crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) de Bolivia de 4,7% a 5,5% para la presente gestión.

Panorama general

Tras la aguda recesión registrada en 2020 (con una contracción de 7% frente al -3,1% a nivel mundial), el Producto Interno Bruto (PIB) de los países latinoamericanos y caribeños se expandirá a 6,3% en 2021, 0,5 puntos porcentuales más que lo previsto en julio, estimó el Fondo.

Esta revisión al alza refleja en parte mejores perspectivas para los exportadores de materias primas, que están superando los escollos de la pandemia, indicó el FMI al actualizar su informe de "Perspectivas de la economía mundial" (WEO en inglés).

El Fondo redujo levemente sin embargo su pronóstico para el PIB de Brasil, a 5,2%, y de México, a 6,2% de expansión, en ambos casos 0,1 puntos porcentuales menos que lo pronosticado en su anterior revisión trimestral.

"En el caso de Brasil, tenemos una leve rebaja por los efectos que esperamos del aumento creciente de las tasas de política monetaria dados los altos niveles de inflación" en el país, explicó en rueda de prensa la economista en jefe del FMI, Gita Gopinath.

El recorte en el pronóstico del PIB del gigante sudamericano es "también por la revisión a la baja" de la economía de Estados Unidos, "uno de los principales socios comerciales de Brasil", agregó.

Petya Koeva-Brooks, adjunta de Gopinath en el Departamento de Estudios del FMI, consideró "muy modesta" la rebaja para Brasil, y llamó a tener en cuenta la proyección optimista de julio.

"Desde un punto de vista más amplio, los precios más altos de las materias primas y el retorno de la actividad manufacturera y de servicios han sido importantes para la recuperación" de Brasil, sostuvo.

Sobre México, Gopinath destacó el repunte de la economía.

"Ya no es una recuperación a dos velocidades que antes estaba impulsada completamente por las exportaciones y las manufacturas", subrayó.

"Ahora también estamos viendo una recuperación en el sector de servicios. Y eso es una buena señal de que la recuperación tiene una base mucho más amplia", añadió.

El FMI pronosticó que para 2022, la economía de Latinoamérica y el Caribe crecerá solo 3,0%, 0,2 puntos porcentuales menos que lo esperado.

También anticipó que será menor el año próximo la expansión del PIB de Brasil, a la que proyecta en 1,5% (-0,4 puntos porcentuales sobre julio), y la de México, de 4,0% (-0,2 puntos porcentuales).

Las nuevas proyecciones de crecimiento económico se publican durante las reuniones anuales del FMI y el Banco Mundial, que se desarrollan esta semana en Washington en modo virtual por la pandemia, aunque algunas delegaciones asistirán en persona por primera vez desde 2019.               

Tags

Comentarios