Las palabras del Gobierno de frenar el tratamiento de la ley en el Senado mientras la norma es socializada con diferentes sectores, debió haberse realizado antes de su aprobación en la Cámara de Diputados, considera el analista Paul Coca, quien señala que se debe buscar una salida política a este tema de lo contrario las protestas seguirán creciendo.

El anteproyecto podía ser socializado con las bases, organizaciones sociales y con posibles y directos afectados, desde el momento en que una cámara lo ha aprobado ya se convierte en un proyecto normativo. La socialización debió ser antes”, señaló Coca.

También te puede interesar: Cooperativistas exigen al Gobierno modificar 15 artículos de la ley contra las ganancias ilícitas

El analista recordó que existen muchos sectores en la economía boliviana que no están formalizados, que no cuentan con un Número de Identificación Tributaria (NIT) y que realizan transacciones  bancarias. De igual manera señaló que la norma vulnera el secreto profesional o el de prensa.

No hay un artículo que diga que la excepción a violación o vulneración al secreto profesional o de presa es precisamente el respeto al secreto profesional y de prensa”, señaló Coca.

En caso de que el Gobierno continúe firme con su intención de aprobar la norma, el analista considera que cada vez se sumarán más sectores, pues quienes se oponen a esta norma explican de forma clara y sencilla cómo afecta esta ley.

Coca considera que existen dos alternativas para buscar una solución. Una es que el Senado realice las observaciones a la norma y la devuelva a la Cámara de Diputados o en su defecto, que sea enviada al ejecutivo y sea el presidente el que observe la norma.

“Se necesitan salidas políticas porque de lo contrario la escalada irá en aumento y el malestar ya es general”, concluyó Coca.

Comentarios