El pago del soborno al exministro de Desarrollo Rural, Edwin Characayo, tenía como objetivo sanear un predio denominado El Triunfo II que tiene una extensión de 1.300 hectáreas de tierras fiscales valoradas en al menos 1 millón y medio de dólares, según explicó un experto.

La propiedad de los predios cercanos a San Julián son motivo de la investigación del caso por el que cayó el exministro junto a otro exfuncionario.

El director de la Fundación Tierra, Gonzalo Colque, afirma que estos terrenos son propiedad del Estado: “El predio que está en conflicto se llama El Triunfo II, son más de 1.300 hectáreas que están bajo la figura de tierra fiscal, eso significa que son tierras del Estado, tierra de todos los bolivianos y que no se pueden entregar a privados”.

Colque señala que estos terrenos tienen un valor de 1.000 dólares por hectárea y al ser más de 1.300 hectáreas suman cerca de 1.5 millones de dólares.

Es un predio que se encuentra alrededor de San Julián y que tiene un valor alto", aseguró.

Detalló que se debe entender que no se trata de una propiedad privada con derechos agrarios consolidados que puede traspasarse en calidad de título agrario individual. “Entiendo que el soborno era porque funcionarios han prometido entregar en propiedad esta tierra fiscal”.

Edwin Characayo será trasladado este fin de semana a Palmasola donde debe cumplir cinco meses de detención preventiva mientras se realizan las investigaciones por el caso Soborno.



Comentarios