La situación del empleo en Bolivia fue puesta bajo lupa por el Centro Boliviano de Economía de la Cámara de Industria y Comercio de Santa Cruz (Cainco) que, en base a datos del INE, se refleja que la cantidad de empleo se ha más que recuperado pero la calidad del empleo se ha deteriorado.

"Tenemos más empleo en el ámbito informal y eso es algo que tiene que preocuparnos", dijo Pablo Mendieta, director del Centro Boliviano de Economía de la Cámara de Industria y Comercio de Santa Cruz (Cainco).

Mendieta apuntó que si bien durante la pandemia ha habido una concentración en la pérdida de empleos en empresas establecidas, "que en su peor momento llegó a una caída de 100.000 empleos formales" y que "si se ve desde 2015 hasta el presente, los empleos formales han caído casi a la mitad y eso tiene que ver con las condiciones de creación de empresas formales, condiciones de operación y el costo laboral".

Puedes leer: Gobierno entrega proyecto de ley para que el Estado recupere el control del Registro de Comercio

"El desafío que tenemos como país es cómo podemos preservar los derechos sociales y la red de protección social pero a la vez hacer más fácil la creación de empleos", apuntó en entrevista con La Revista de Unitel.

Resaltó que el emprendimiento formal genera impuestos y divisas, "algo que es importante tocarlo pero como un tema estructural".

Puedes leer: De 800 mil vehículos, menos del 50% tributa en el municipio cruceño


Los datos que tiene la Cainco señalan que el empleo formal en Bolivia es de 300 mil trabajadores en el sector público y otros 300 mil en el sector privado. Tomando en cuenta que en el país existen 4 millones de trabajos, cerca del 68% trabaja en la informalidad.

Comentarios