A través de un pronunciamiento, la Confederación de Empresarios Privados de Bolivia (CEPB) advierte que el incremento salarial dispuesto por el Gobierno, tendrá graves efectos especialmente en las micro y pequeñas empresas. Agrega que la desocupación y sus secuelas provocarán problemas sociales. 

"Se evidenciará en pérdida de fuentes de trabajo, informalización y precarización laboral, insostenibilidad económica y financiera y la imposibilidad de realizar nuevas contrataciones e inversiones, lo que derivará en problemas sociales, ocasionados por la desocupación y sus secuelas”, señala el pronunciamiento de la CEPB. 


Los privados reclaman también por el incumplimiento del Convenio Nº 131 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), que dispone la obligación del Estado de realizar consultas exhaustivas a las representaciones de trabajadores y empleadores antes de decidir aumento del salario mínimo.

Ni el mismo sector público puede permitirse la aplicación (del incremento salarial) a todos los funcionarios del Estado, por lo que tuvo que excluir de su pago al personal dependiente de los Ministerios, Empresas Públicas y la mayoría de entidades del gobierno nacional”, señala la CEPB.

También te puede interesar: El Gobierno y la COB acordaron un incremento del 3% al salario básico y 4% al mínimo nacional

“Esto es, además, una inaceptable discriminación contra el sector privado, sobre todo contra las pequeñas y medianas empresas, así como a aquellas que pertenecen a distintas regiones y rubros productivos, a las que se les obliga a incrementar los salarios, sin ninguna excepción y sin considerar la situación económica que atraviesan”, señala la CEPB.

En relación a la posibilidad de que los trabajadores negocien con las empresas un porcentaje un aumento adicional al 3% obligatorio, la CEPB señaló que esta determinación “activa un escenario de discordia que puede generar conflictos, desequilibrios y tensiones, cuyo resultado afectará la gestión de las unidades productivas”.

Comentarios