"El laudo arbitral equivale a una sentencia, son de cumplimiento obligatorio, son tribunales internacionales consensuados entre ambas partes", advirtió el abogado constitucionalista, William Herrera respecto al reciente fallo emitido por el Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones (Ciadi) que ordena a Bolivia a indemnizar a BBVA con $us 105 millones por el "retraso injustificado" en el proceso de nacionalización del sistema de pensiones.

Dentro de las conclusiones que expuso el Ciadi, establece en el punto 11 "Rechazar las demás pretensiones, solicitudes y defensas de las Partes". Además se indica que la parte demandada (Estado boliviano) "tendrá un año a partir de la fecha de este laudo para aceptar la transferencia de las acciones".

Puedes leer: Estas son las 11 conclusiones del Ciadi que ordena a Bolivia pagar $us 105 millones a BBVA por las pensiones



El Gobierno Nacional, a través del Ministerio de Economía, emitió un comunicado tras conocerse el fallo de este laudo emitido por el tribunal arbitral "que parcialmente ha otorgado tutela a la sociedad Banco Bilbao Vizcaya Argentaria S.A. principal accionista de la BBVA Previsión AFP".

Se apuntó que “las entidades competentes del Estado coordinan las acciones de defensa en la siguiente etapa del proceso en instancias internacionales”.

Herrera indicó que en todas partes del mundo los inversores buscan tener  seguridad jurídica y, con ello, que su inversión tenga una garantía, "un retorno”, por lo que en esa búsqueda de garantizar capitales, lo que hacen es acordar que en caso de diferencias o conflictos con algún Estado o Gobierno se sometan a un arbitraje internacional para que difiera sobre una posible contingencia.

Sobre si es recomendable realizar una negociación en lugar de ir a algún laudo arbitral, Herrera remarca que "siempre, en todo sentido" una conciliación es más beneficiosa ante una sentencia, pues "supone un renunciamiento de ambas partes para resolver un conflicto jurídico".

Lo que expuso el Ciadi

En el laudo emitido por el Ciadi, no se cuestiona la decisión de nacionalizar las Administradoras de Fondos de Pensiones, sino la "implementación anárquica de la nacionalización y del proceso de traspaso del servicio a la gestora pública, que ha perjudicado las operaciones de BBVA Previsión y consumido sus recursos".

Este retraso, señala el documento, "ha perjudicado las operaciones de BBVA Previsión y consumido sus recursos". El banco vasco sostiene que ha sido sometida a un "hostigamiento" con el objetivo de "neutralizar el pago de la indemnización como consecuencia de la nacionalización".



Comentarios