Una familia en La Paz decidió hacer frente a la pandemia invirtiendo en un pequeño emprendimiento, pero además decidieron donar los recursos que generen a favor de dos personas que requieren apoyo económico para superar problemas de salud.

Mauricio Ruiz contó que como todas las familias sintieron el golpe de la pandemia; sin embargo, después de conversar se animaron a emprender abriendo una pequeña heladería artesanal.

“Es el espíritu emprendedor que uno tiene, pese a las adversidades hay oportunidades para el negocio”, manifestó Mauricio Ruiz, propietario de esta heladería.

Pero además de emprender, esta familia conoció la situación de un niño que batalla contra la leucemia y de un profesor que en días pasados fue diagnosticado con Covid-19 y ahora lucha por vencer al virus.

Ambos necesitan ayuda para sus tratamientos y por ello, la heladería decidió que todos los ingresos que se generen la próxima semana serán destinados para ayudar a estas personas.

Estamos con esta acción solidaria desde el martes hasta el sábado, queremos contribuir con este granito de arena”, señaló.

Quienes deseen sumarse a esta iniciativa solidaria y además deleitarse con un helado de mora, frutilla o turrón español pueden acudir a esta heladería ubicada en las calles 2 y 3 de Achumani.



Comentarios