La economía todavía no se recupera de la crisis, así lo manifiestan en la Federación Departamental de Micro y Pequeñas Empresas (Fedemype) de Santa Cruz que señala que 150 empresas han cerrado y no han vuelto a abrir sus puertas pues no existen las condiciones. Piden que así como generan empleos para profesionales bolivianos, se consuma lo hecho en Bolivia.

“Aún todavía crítico, no estamos saliendo de una crisis y falta pues la circulación de la moneda nacional”, manifestó Felix Huaycho, presidente de Fedemype.

También te puede interesar: Empleos formales han caído casi a la mitad en Bolivia desde 2015

Huaycho que se dedica a la confección es una muestra de la crisis de la que no se han podido recuperar las microempresas en Bolivia. Tenía 15 trabajadores en su emprendimiento, sin embargo, ahora solo ha podido contratar a dos.

Recuerda que solo entre los afiliados a la Fedemype 150 son las empresas que han cerrado y todavía no han vuelvo a sus actividades pues no solo no sienten la reactivación económico, el contrabando es otro enemigo con el que no se puede luchar.

Parece que no le entienden nuestros ministerios o ven casi imposible luchar contra el contrabando”, reclamó Huaycho.

En Bolivia las microempresas son las generadoras del 70% de los empleos formales; sin embargo, no existe esa relación con el consumo local. Huaycho pide también a la población valorar a la industria nacional.

“Está muy difícil la situación, tenemos que generar empleo para los bolivianos y con los bolivianos con los profesionales y de la misma forma debería ser el consumo”, señaló.

Son varias las empresas que están subsistiendo y esperan una pronta reactivación económica y ayuda para inyectar capital y reiniciar sus operaciones.


Comentarios