A pocos días de cumplirse un año y dos meses desde que se inició la pandemia en Santa Cruz, desde la Federación Departamental de la Micro y Pequeña Empresa señalan que no se avizora un buen panorama para la economía y los empleos no se han recuperado. Piden al Gobierno acciones efectivas para frenar el contrabando.

“Hasta ahora tenemos más de 140.000 fuentes de empleo perdidas en el sector de las mypes”, manifestó un dirigente de la Fedemype. 

Esta institución señala que los sectores más afectados son el textil, calzados, metalmecánica, artesanías y carpintería.

La crisis de la pandemia no solo ha reducido la cantidad de empleos, también han sido afectados los ingresos de las familias y pese a la flexibilización de las medidas de bioseguridad, los microempresarios todavía sienten que no se ha reactivado la economía.

“Se habla mucho, pero poco se hace”, reclamó el dirigente.

La crisis económica se ve agudizada por el contrabando de productos de otros países, en especial de Argentina, Perú y Asia, por lo que desde Fedemype le piden al Gobierno que lo frene. 

El dirigente manifestó que no se avizoran buenas señales para la economía nacional y en especial para su sector, por ello el lunes realizaron una marcha y la toma de dos instituciones estatales.

Comentarios