La Federación de Ganaderos de Santa Cruz (Fegasacruz) se pronunció con preocupación por el cierre de un segundo centro de remate realizado por el Servicio Nacional de Sanidad Agropecuaria e Inocuidad Alimentaria (Senasag); es el segundo establecimiento que es obligado a cerrar sus puertas en ocho días.

"No hay una indicación puntual de lo que aparentemente se habría incumplido o lo que se pudiera mejorar dentro del centro de remate, no nos ha llegado algo puntual ni tampoco el tiempo de cuando se volverá a abrir el centro de remate que cerraron ayer", dijo Walter Ruiz, vicepresidente de Fegasacruz.

Acotó que con el cierre de un nuevo centro "se está perjudicando la cadena normal de comercialización" porque se afecta un canal importante de distribución y que se podría venir una elevación en el precio de la carne vacuna y que será la población la que lo sufrirá.


Ruiz pidió a las autoridades correspondientes una reunión de emergencia tomando para tratar este tema con todas las instituciones y entidades que forman parte de la cadena de producción y comercialización de la carne.

Por su parte, Marco Antonio Tapia, director departamental de Senasag, señaló que el cierre se basó en un informe de auditoría especializada. 

“La suspensión se aplicará hasta que se subsane las observaciones emitidas”, señaló. Consultado sobre cuáles fueron estas observaciones, Tapia no fue específico. “Son excepciones emitidas por el Senasag, temas sanitarios y de infraestructura”.

Comentarios