La Confederación de Ganaderos de Bolivia (Congabol) se pronunció este miércoles en rechazo al acuerdo firmado por el Gobierno y los comercializadores de carne que define la realización de auditorías, reglamentos para el cierre de centros de remate y la participación de este sector en la comisión que define los cupos de exportación.

"Queremos manifestar nuestro profundo rechazo a la decisión de pretender cerrar los centros de remate, siendo que éstos son uno de los canales más transparentes y ágiles con que cuentan los productores y demandantes de ganado, los cuales se encuentran extendidos en todos los departamentos productores de ganado", señala el pronunciamiento. 

PUEDES LEER: Presidente de la Cainco alerta que acuerdo entre comercializadores de carne y Gobierno es perjudicial

Los ganaderos hicieron un llamado para que las autoridades de todos los niveles del Estado busquen soluciones integrales y de fondo a la problemática recurrente sobre el precio de la carne.

Observaron que se haya llegado a un acuerdo con base a la presión de un sector "que es solamente uno de los eslabones de la cadena cárnica nacional", que mencionaron está compuesta por: productores ganaderos, centros de remate, mataderos, frigoríficos, industrias cárnicas, ferias comunales y municipales, intermediarios, transportistas de ganado y productos cárnicos a nivel nacional e internacional, comercializadores al detalle (friales, supermercados, puestos de mercado), casas comercializadoras de insumos para la ganadería y el campo, sistema financiero y consumidores, entre otros.

"Convocamos a las autoridades involucradas, en el plazo más breve posible, a sentarnos en una sola mesa con todos los representantes de los eslabones de la cadena cárnica nacional para poder de esta manera arribar a soluciones integrales acerca de la problemática de la comercialización de la carne. Mientras tanto, el sector ganadero nacional se declara en estado de emergencia", señala el pronunciamiento emitido este miércoles. 

Los ganaderos del país ratificaron su posición de que los precios de la carne de res al consumidor final se deben mantener sin modificación ya que demostraron "que el precio kilogramo gancho en la actualidad está dentro de los rangos normales, verificado en base a dato oficiales del Observatorio Agroambiental y Productivo (OAP), que es el ente oficial de información de precios de los productos agropecuarios del Estado boliviano".


Comentarios