La Gobernación cruceña se pronunció luego de conocerse que el director del INE, Humberto Arandia, presentara su renuncia y que está a la espera de la aceptación del presidente Luis Arce. Se cuestiona una "falta de transparencia" y se cree que hay una "desorganización" en el proceso censal.

"Más allá del tema de la renuncia, lo que se puede ver en general, con el INE, es la desorganización y la falta de transparencia en su actuar", dijo Efraín Suárez, asesor de Gestión de la Gobernación cruceña.



Acotó que no cree que "el Censo vaya por mal camino, (en realidad), no va por ningún camino".

"No hay una información transparente, actualización cartográfica, sin esto, el censo será nuevamente un fraude. En caso de que el censo no se lleve adelante el 16 de noviembre, o que se lo haga de una forma fraudulenta, va a generar una crisis social y política en el país", apuntó.

Por su parte el alcalde de la capital cruceña, Jhonny Fernández, indicó que la renuncia de Arandia "de ninguna manera afectará" porque la persona no puede estar, pero la estructura se mantiene.

"Ojalá que se siga cumpliendo y que busquemos que la transparencia en este proceso, previo al censo, sea lo más correcto posible y evitemos de que tengamos resultados que puedan afectar a las regiones que en este momento tengan más población, pero no los ingresos suficientes", indicó la autoridad municipal.



Comentarios