"A las personas que piensen retirar, deberían considerar esta como última alternativa", esa es la recomendación realizada por Patricia Mirabal, directora General de Pensiones, del Ministerio de Economía, al ser consultada sobre las consecuencias que puede traer al ciudadano que decida hacer el retiro parcial de recursos del fondo de las AFP.

"Como Gobierno no podemos incentivar que aquellas personas que están ahorrando para la jubilación, en este momento, vayan a tomar una decisión intempestiva y sin pensar", apuntó la autoridad.

La Comisión de Planificación Política Económica y Finanzas y el movimiento que pedía la devolución de los aportes llegaron a un acuerdo para que se acceda, previo cumplimiento de requisitos, a los ahorros que están destinados para la jubilación.

Puedes leerCalculadora de aportes: ¿Cómo saber cuánto tengo ahorrado en mi AFP?

Esta iniciativa surge como un acción paliativa para quienes ahora no tiene una fuente de ingreso económico mensual o periódica provocada por la pandemia pero que, puntualiza Mirabal, debería ser tomada como una etapa temporal.

El retiro se realizará por una única vez y lo podrán hacer aquellos que superan los Bs 100.000 de ahorro podrán sacar hasta Bs 15.000 sin límite de edad, mientras que los aportantes que tienen hasta Bs 100.00 pueden recoger un 15% de su saldo en la AFP. También, aquellos que tienen 50 años o más y ahorrado hasta Bs 10.000, podrán retirar el 100%.

Puedes leer: Todo lo que debes saber sobre el retiro parcial de fondos de las AFP

"Es importante que prevean el hecho de no pensar como la única alternativa para retirar estos recursos", dijo Mirabal porque en un futuro, "con probabilidad, no podrá cumplir con los requisitos necesarios para una pensión solidaria de vejez, o una prestación de riesgos, o pensión de vejez, o la aplicación de los aspectos de género para las personas de sexo femenino".

La autoridad también pidió considerar que al momento de tener un beneficio de jubilación no solo tendrá la prestación de invalidez por parte de la seguridad social de largo plazo, sino también la cobertura de salud en el último ente gestor en donde se haya trabajado o aportado a la seguridad social.

Comentarios