El vocero presidencial Jorge Richter indicó que el aumento salarial acordado con la Central Obrera Boliviana (COB) tiene como objetivo la redistribución del ingreso y dotar de un mayor valor adquisitivo al salario de la gente, pero que hacerlo de manera diferenciada, como se sugirió desde el empresariado, no es viable.

Destacó también que se tiene una inflación controlada del 0,9% y con ello se cumple con un elemento fundamental para la reactivación económica

A través de un pronunciamiento, la Confederación de Empresarios Privados de Bolivia (CEPB) advirtió que este incremento tendrá graves efectos, especialmente en las micro y pequeñas empresas. Agregó que la desocupación y sus secuelas provocarán problemas sociales.

Puedes leer: Empresarios privados advierten que alza salarial generará problemas sociales por la desocupación


Al respecto, según Richter, “siempre que hay una política distributiva, el argumento es que puede haber cesantía, precariedad del empleo y disminución de fuentes laborales”, pero que bajo esos criterios del Estado mínimo, ¿Cuándo puede existir una posibilidad incremento, una mejora para el obrero?, bajo esos mismos parámetros no tendríamos formas de controlar”, por lo que “en esa lógica, no llegan los incrementos”.

Puedes leer: La CAO rechaza incremento salarial, señala que debió ser sectorizado y no general

Incremento diferenciado

Entre 2015 y 2021 se ha incrementado el salario en un 24%, pero se han perdido 100.000 puestos de trabajo en las empresas privadas afectando sobre todo a la pequeña empresa, hay economistas que consideran que se han dado políticas laborales que han afectado de forma directa a las fuentes de empleo.

Según Richter, existe una tendencia hacia la instalación de la flexibilización laboral, que es uno de los elementos que más daños ha causado a las fuentes laborales “y en Bolivia se está tratando de reinstalar de forma permanente, pero alguien tiene que proteger al trabajador”.

Lee también: Calculadora: Cuánto será mi incremento salarial este 2022

Considera que hay “una imposibilidad de aplicación”, cuando se habla de aplicar un alza diferenciada, debido a la gama y la multiplicidad de unidades y entidades productivas que hay en el país –“que es prácticamente infinita”- por lo que se ingresaría en una discusión de qué sectores podrán acreditar una mejoría que pueda hacer factible el incremento.

“Observando la macroeconomía, los sectores que se han reactivado, la situación fiscal que tiene el Estado boliviano, capacidad exportadora, sector por sector en lo que hace a la generación de empleo es que se toma un índice o porcentaje que es referencial para iniciar las negociaciones privadas-asalariadas.

Los empresarios reclaman “una discriminación” entre el sector público y el privado pues se obliga de forma general al empresariado a cumplir con la disposición, sin embargo el Gobierno confirmó que solo los sectores de salud y educación recibirán el incremento.

El acuerdo al que llegó el Gobierno con la COB es de un alza del 3% al haber básico y un 4% al salario mínimo nacional, algo que ha sido cuestionado desde el empresariado al considerarse que ahora no están las condiciones de asumir esta una nueva carga.

Comentarios