El Gobierno atribuye la demora en la entrega de diésel a los surtidores a tres factores, uno de ellos son los bloqueos en El Alto y Tupiza de la pasada semana, el mantenimiento de la infraestructura donde se recibe el carburante en la terminal portuaria de Arica y la demora en las entregas del combustible por parte de Petroperú.

El ministro de Hidrocarburos, Franklin Molina, aseguró que la situación se irá normalizando hasta el 6 de junio a tiempo de señalar que el abastecimiento y el precio estable están garantizados.

Para leer: Jorge Richter: "Si se deja las subvenciones en energías y alimentos, esos costos, se trasladarían a la población"

"Luego del 6 de junio evidentemente con la operación normal del puerto de Arica, que es por donde ingresa buena parte del abastecimiento diésel importado, estaría en su normalidad”, dijo en conferencia de prensa.

Molina tras negar desabastecimiento, señaló que “lo que ha existido han sido entregas demoradas".

Respecto a las largas filas en los surtidores, Molina lo atribuyó a los rumores de falta de combustible.

El ministro pidió a la población denunciar ante la Agencia Nacional de Hidrocarburos (ANH) cualquier incremento en el precio o cambio en la calidad del producto.

Molina también indicó que las refinerías de YPFB están incrementando su producción al 105%.

Comentarios