El sector ganadero cuestionó el acuerdo del Gobierno con la Confederación Nacional de Trabajadores en Carne, afirmando que no se tomó en cuenta a otros sectores que también son parte de la cadena de producción. 

El ministro de Desarrollo Productivo, Néstor Huanca, se pronunció sobre uno de los aspectos más polémicos del acuerdo referido a los centros de remate. 

“Todas las inspecciones que se hagan cuando uno comete infracciones son multadas, entonces lo que estamos diciendo nosotros, es que tenemos que trabajar en una normativa de cómo debe funcionar estos centros de remate y si en caso de que ocurra infracciones, cuál debería ser el procedimiento de cierre”, indicó Huanca a UNITEL.

Otro de los puntos cuestionados es la participación de los carniceros en el comité que define los cupos de exportación.

“Han solicitado ser partícipes de la evaluación del cálculo que se hace entre la oferta y la demanda, y garantizando el mercado interno, se saque el saldo exportable de cuánto va a ser para el próximo año”, informó.

La autoridad aclaró que también se contará con la participación de los productores, ya que serán ellos quienes informarán sobre una cuantificación real del hato ganadero.

El acuerdo establece siete días para la elaboración de un reglamento para el cierre de los centros de remate y la cuantificación del hato ganadero hasta el mes de enero del 2022.


Comentarios