Los panificadores en la capital cruceña han adelantado que desde este sábado se aplicará un incremento de 15 centavos en la unidad de pan, que hasta este viernes se comercializa en 50 centavos. Tal situación es rechazada desde el Gobierno pues aseguran que no hay ninguna justificación técnica para respaldar esta subida.

Hace una semana, el sector anunció el incremento del pan señalando que hubo un incremento en el precio de los insumos y que muchos de los afiliados no podían acceder a la harina subvencionada de Emapa, debido a que algunos requisitos que consideran difíciles de cumplir.

Néstor Huanca, ministro de Desarrollo Productivo, indicó que "en Santa Cruz no se consume de forma masiva el pan de batalla, o marraqueta, como se lo conoce en occidente". Sin embargo, "debería considerarse que el pan de batalla es el pan popular de consumo masivo por su precio es accesible" para las personas de menor poder adquisitivo.

Puedes leer: "Para afiliarse y así recibir harina subvencionada se requiere hasta Bs 15.000 y no tenemos"

En conferencia de prensa brindada este viernes en Santa Cruz, se indicó que actualmente la pieza de pan producida tiene un valor de 39 centavos, el precio de venta es de 50 centavos y hay un margen de ganancia de 11 centavos, "lo que equivale a un 22%".

Se explicó que antes de que se hubiera dado un incremento en el precio de la harina, la utilidad que percibía este sector era de 21 centavos de boliviano lo que demuestra que el margen de utilidad se ha reducido, pero que aún existe un margen de ganancia.

"Ante estas discrepancias del manejo de la estructura de costos, entre la que se calcula por los panificadores y las del Viceministerio de Comercio Interno, incluso por los que se hizo la Alcaldía de Santa Cruz, se propuso hacer un nuevo cálculo con la presencia de un notario de fe pública y que el grupo se ha rehusado lo que demuestra que no hay interés en transparentar los costos y niveles de ganancia de este sector", dijo el ministro Huanca.

Comentarios