El Ministerio de Economía espera que sean las empresas proveedoras de servicios digitales las que paguen el Impuesto al Valor Agregado (IVA) al menos parcialmente, pero reconoce que hay un escenario en el que el pago se traslada al consumidor hasta en un 100%.

El proyecto de ley que amplía el alcance del IVA, modificando la Ley nº 843 de Reforma Tributaria se encuentra en tratamiento en la Cámara de Diputados, ya fue aprobado sin modificaciones en la Comisión de Planificación de Política Económica y Finanzas de la Cámara Baja, ahora debe ser debatido por el pleno.

El viceministro de Política Tributaria, Jhonny Morales, en entrevista con Unitel el pasado 26 de abril, aclaró que no se está creando un nuevo impuesto, lo que se está haciendo es alcanzar con el IVA a los servicios digitales tal como sucede en varios países de Latinoamérica y el mundo.

Aseguró que han trabajado con experiencias compartidas en otros países lo que les ha permitido saber con claridad cómo funciona el IVA para los servicios digitales. Señala que a diferencia de lo que se creían en estas naciones el impuesto no se trasladó en un 100% al usuario y que al final el pago se terminó “compartiendo” con los consumidores, esperan que lo mismo suceda en Bolivia.

Morales explicó que esto se debe a que fueron apareciendo más plataformas, lo que ha provocado que haya una mayor competitividad, favoreciendo al régimen tributario.

La autoridad reconoce que hay un escenario en el que el 100% del pago del IVA puede ser trasladado al usuario e incluso hay un cálculo de cuánto subiría el precio de algunas plataformas si es que el consumidor termina por asumir el pago del impuesto.

“Yo tengo un cuadro, en el escenario en el que se traslade el 100% al consumidor final: el Netflix básico actualmente está con 7.99 dólares, si me trasladaran el 13% del IVA al consumidor, el consumidor final pagaría 9.02 dólares”, explicó el viceministro.

En el cálculo presentado por Morales el Youtube Premium pasaría de $us 9.49 a $us 10.72, en el caso de que el IVA lo pague el usuario, el Spotify Premium pasaría de $us 5.99 a 6.77 y el Zoom Premium de $us 14.00 a $us 15.80.

“Pero lo que está sucediendo (en otros países) es que se está compartiendo el impuesto (entre empresa y usuario”, añadió.

Lo que dice el proyecto de ley

El artículo IV del proyecto de ley señala que “la base imponible estará constituida por el precio del abonado al proveedor, quien deberá incorporar este impuesto dentro del precio total del servicio sobre el cual se aplicará la alícuota general”

Las empresas extranjeras que prestan servicios en Bolivia deberán empadronarse en el Servicio de Impuestos Nacionales (SIN) y liquidar el impuesto por periodos bimestrales.

En caso de que una empresa no se registre ante el SIN, la Autoridad de Fiscalización del Sistema Financiero (ASFI) autorizará a que los bancos “retengan el impuesto a los usuarios que utilicen los instrumentos de pago para la adquisición del servicio digital”.



Comentarios