Los gremialistas determinaron en un "ampliado multisectorial" en el que participaron también el transporte pesado, sindicalizado y el sector salud ir a un paro indefinido a partir del lunes 8 de noviembre exigiendo la abrogación de la ley 1386 de estrategia de lucha contra la legitimación de ganancias ilícitas.

Francisco Figueroa, máximo dirigente de la Confederación de Gremiales, pidió a los cívicos del país que respalden la medida para que se logre el objetivo de anular la norma. 

“Se ha resuelto ir a un paro indefinido del 8 de noviembre en adelante y pedir a los Comités Cívicos que nos ayuden a los sectores que somos afiliados”, señaló Figueroa en conferencia de prensa.



Comentarios