La Confederación Nacional de Gremiales anunció este lunes que las movilizaciones en contra de la Ley 1386 se postergarán hasta después del feriado de Todo Santos el próximo 2 de noviembre. 

La dirigencia recalcó que aún se mantiene la emergencia y que no aceptarán otra situación que no sea la abrogación de la norma.

El máximo dirigente de la Confederación, Francisco Figueroa, señaló que este jueves tienen un ampliado y el viernes se reunirán en la ciudad de Santa Cruz para definir junto a otros sectores, como el transporte y los cívicos, las nuevas acciones que asumirán. 

“Las fiestas de Todo Santos están cerca al fin de semana por lo que tenemos previsto comenzar nuestra pelea a partir del 4 de noviembre”, señaló Figueroa.

Reunión de este lunes

Este lunes por la mañana se llevó adelante la Cumbre Departamental Multisectorial en Santa Cruz en la que concluyó que propondrán un paro nacional el viernes cuando se lleve adelante la Cumbre nacional. Esperan el apoyo de los otros departamentos para definir la fecha y el periodo de esta medida.

"La propuesta de nosotros es ir al paro, tenemos entendido que los otros departamentos van por el mismo camino. Vamos a unificar con todos los sectores e ir a nivel nacional para que el Gobierno sienta que el pueblo está pidiendo que se abrogue la Ley 1386", dijo Edgar Álvarez, dirigente gremial.

Álvarez también informó que propondrán que además del paro haya “bloqueo de carreteras y cierre de fronteras". Los sectores que asistieron este lunes son transporte urbano, pesado e interprovincial, juntas vecinales, Federación de Sindicatos de Ramas Médicas de Salud Pública (Fesirmes), Colegio Médico, Asociación de Comparsas Carnavales Cruceñas (ACC), Asociación de Fraternidades Cruceñas, miembros de los Pueblos Indígenas, entre otros.

Comentarios