La Central Obrera Boliviana (COB) ha solicitado un incremento salarial del 7% al salario básico nacional y un 10% al salario mínimo nacional para este año y ahora se encuentra a la espera de una contrapropuesta del Gobierno nacional.

"Todavía no están dando esa respuesta del Gobierno central. Estamos esperando, seguramente la siguiente semana nos responderán", aseguró Mario Segundo, secretario ejecutivo de la Confederación Nacional de Fabriles.

El máximo dirigente de la Confederación de Fabriles señaló que luego de dos años sin incremento salarial, esperan que este año se apruebe el alza salarial. “Tiene que haber ese incremento salarial porque no hemos visto esa reposición a favor de los trabajadores hace dos años", indicó Segundo.

Además, el dirigente fabril rechazó la pronunciación de la Cámara Nacional de Industrias en la que asegura que por cada punto porcentual de incremento 10 mil fuentes laborales podrían desaparecer.

TAMBIÉN LEA: Industriales estiman que por cada punto porcentual de incremento salarial se perderán 10.000 empleos

"Hemos estimado que por cada punto porcentual que se pudiese negociar y aceptar, se perderán aproximadamente 10 mil empleos", declaró el recientemente posesionado como presidente de la Cámara Nacional de Industrias, Pablo Camacho.

"Un incremento salarial no hará otra cosa que desincentivar la inversión, generar una asfixia (...) estamos preocupados que esto genere la quiebra de muchas industrias", añadió Camacho.

Comentarios