La Cámara Agropecuaria del Oriente (CAO) presentó este miércoles los resultados de la producción agrícola en 2020 destacando que el sector "se convirtió en el amortiguador de los efectos negativos de la pandemia para la economía nacional, pese a la drástica caída de oferta y demanda".

El informe de la CAO señala que la superficie cultivada se incrementó 1,29% con respecto a 2019, la producción agrícola creció en 8,41% y la producción pecuaria fue superior en solo 0,15%.

"La producción agrícola en 2020 alcanzó a 15,94 millones de toneladas, apoyado principalmente por un incremento significativo en los rendimientos. La actividad pecuaria registró resultados diferentes, leve crecimiento vegetativo en ganado bovino de carne y leche, disminución en avicultura de carne huevo, así como también en el sector porcícola", señala el informe.

Las proyecciones de producción para la campaña de verano 2020/2021 indican que la superficie cultivada puede crecer en 1,35% con relación a 2019/2020, porcentaje que muestra claramente la prudencia de los productores ante un escenario de crisis económica que hasta la fecha no se percibe el momento de recuperación.

En su informe, presentado en un acto público, la CAO propuso como medidasd urgentes: frenar el contrabando, no aplicar restricciones a las cadenas productivas, no desincentivar las inversiones, facilitar el acceso a tecnología de última generación para todas las cadenas productivas, iniciar una campaña entre el sector público y privado para apertura de nuevos mercados internacionales, implementar medidas de reactivación de la oferta y demanda interna.


Comentarios