Con la ilusión, esperanza y confiados en tener mejores días, los comerciantes llegaron hasta el nuevo mercado La Ramada ubicado en el 7mo anillo de la zona de la avenida Moscú. Instalaron sus puestos e invirtieron, pero atraviesan días difíciles.

Cuentan que las ventas no se levantan y que no fue lo que esperaban porque las personas no llegan hasta este centro de abasto y porque otros comerciantes continúan en el antiguo mercado La Ramada.

“No se vende nada, está todo deteriorado. Vendí un terrenito y con ese empecé a poner acá mercadería. La ropa está media vieja y tenemos que vender como medio uso”, señaló una comerciante de ropa de mujer.

Leer también: Retiro parcial de fondos será en un solo pago y las AFP serán las que deberán hacer el desembolso

Varios de los comerciantes accedieron a créditos bancarios y vendieron algunas pertenencias para poder invertir en sus negocios. “Allá (en el antiguo mercado La Ramada) siempre se vendía algo, estoy delicada debe ser por la preocupación, lo que debo”, explicó una adulta mayor de 69 años.


En el comedor la situación no es alentadora. Varias mujeres remodelaron sus puestos poniendo mesones y comprando heladeras y otros electrodomésticos para vender comida. 

“Acá nos fue muy mal. Nos prestamos del banco para acomodar todo acá, nos fue mal”, contó una mujer mientras ofrecía el plato de comida a Bs 8 con el fin de vender y recuperar lo invertido en el día.

“Desde que venimos de allá no vendemos nada, debo dinero. Lo que se vende que es 10 o 20 bolivianos no alcanza mas que para comer”. 

Comentarios