Los productores registraron a finales de abril una de las últimas grandes lluvias que se dieron en la zona sureste de Santa Cruz. A partir de allí, la sequía y las heladas han dejado un panorama desolador en la Chiquitania en donde se aprecia la vegetación seca que además representa un peligro ante eventuales incendios.

Este fenómeno climático ya ha hecho que el ganado pierda peso y que los precios de los granos y el forraje aumente. Los afectados prevén meses de penurias por falta de lluvias, ya que las próximas precipitaciones no se esperan, sino hasta septiembre.

La Asociación de Ganaderos Chiquitanos identificó problemas, a casusa de la sequía y de las heladas, en los municipios de Pailón, San José, Puerto Suárez, Roboré y El Carmen Rivero Tórrez.

Adrián Castedo, presidente de esta institución, apuntó que en la Chiquitania se tiene 2,6 millones de cabeza "y podemos decir que ese hato ha perdido el 10% de su peso y para que esto no siga se tiene que dar sales minerales, forrajes y granos, pero con los precios de esos insumos y con el bajo valor de la carne para el productor será difícil afrontar esta situación".

Sube el precio del maíz y el sorgo

El presidente de la Asociación Departamental de Porcicultores, Jorge Méndez, explico que el sector se esta viendo perjudicado por la sequía que provocó disminución de producción de sorgo y maíz.

Señaló que se ha presentado un incremento en el precio del que el maíz que antes se comercializaba en Bs 48 y que ahora en 75 bolivianos el quintal, mientras que el sorgo pasó de costar Bs 44 a 63.

Ambos sectores esperan una respuesta del Gobierno para que se pueda dar soluciones a los problemas planteados y que tienen que ver con las inclemencias del tiempo.



Comentarios