Tras conocerse que productores de Lagunillas denunciaron que el 95% de las 10.000 hectáreas de maíz en este municipio quedaron inutilizadas por la sequía, productores de Gutiérrez señalaron que han perdido casi todos sus cultivos que suman otras 30.000 hectáreas.

Los productores en ambos municipios señalan que el 95% de su producción ha quedado inutilizada debido a la sequía. Es decir que de las 40.000 hectáreas de maíz cultivadas en ambos municipios se han perdido cerca de 38.000.

En Lagunillas estiman que las pérdidas suman 56 millones de bolivianos, mientras que en Gutiérrez se estima pérdidas por 168 millones de bolivianos.

Son casi 150.000 toneladas de maíz que se han perdido, situación que aumentará el déficit de este cereal en Bolivia y que arriesga la seguridad alimentaria del país. 

A esto se suman 12.000 cabezas de ganado en Lagunillas y otras 30.000 en Gutiérrez que están en riesgo por la falta de agua y forraje.

He invertido unos 3.500 bolivianos por hectárea. He perdido 60 hectáreas”, señaló resignado Samuel Salinas, productor de Lagunillas.

Los productores aseguran que la sequía por la que atraviesan ambos municipios es una de las peores en los últimos 30 años y piden a las autoridades nacionales y departamentales, apoyo para paliar los efectos de la sequía.

“Pedir al Gobierno y a las instituciones que están más arriba ayudar en cuestión de pasturas, para paliar un poco más con el producto de animales”, destacó otro productor.

PIDEN MAÍZ

En días pasados productores de cerdo, pollo y sus derivados como huevo y leche se encuentran en emergencia denunciando una escasez de alimentos para los animales. 

"Nos encontramos en una emergencia muy grande, porque nuestros animales no tienen qué comer, no hay maíz", sostuvo, Jorge Méndez, de la Asociación Departamental de Porcinocultores (Adepor). 

Méndez indicó que en las condiciones actuales está en riesgo la continuidad de la producción. Agregó que el país no es autosuficiente en la producción de maíz, por lo que necesita importar, y considera que la mejor opción es la frontera del s

Comentarios